lunes, 31 de agosto de 2009

Ojos

Las sombras no tenemos ojos... mas quién los necesita si tienes un cuerpo al que ir pegado, si con tus pasos también yo voy avanzando, si tus movimientos guián los míos... y mi alma de sombra a veces se funde con la tuya y otras se separa para meditar serena mientras me deslizo a oscuras por paredes y adoquines... sin tener que preocuparme por ver más allá de mi horizonte, pues tus ojos son los míos y tu corazón latirá por mí hasta que tú mueras...