lunes, 6 de diciembre de 2010

.

-Te sientes pequeña. Te sientes ratón... Musaraña diminuta. No lo escribo para que nadie lo sepa, lo hago para que te desahoges. Empiezo a pensar que la tristeza se te enquista y no estoy dispuesta a consentirlo, si tú no haces nada lo haré yo, aunque sea vertiendo en este blog oscuro un poco de esa pena que te guardas y te corroe como si de residuos tóxicos se tratara. Esa apatía, ese desinterés, esa flojera no van contigo, deja de pensar que la condición de humana es algo que se te queda grande, qué quieres ser ¿un perro?
-No estaría mal... o una sombra como tú.
-Pues sigue así.

viernes, 15 de octubre de 2010

Día perro

Hoy mi ama y yo somos una, pasaremos todo el día en la cama, dando vueltas, remoloneando... porque así es la vida, nos echamos de menos y si algo hemos aprendido de este mundo a veces cruel es que las personas cuando se quieren y se echan de menos se meten en la cama y solucionan sus problemas. Aprovechamos que hoy estamos de suerte e Internet llega a la habitación, bendito sea el nuevo router de orange!
Dice mi ama que os diga que está pensando comprarse una moto, una vespa de esas bonitas que pesan lo mismo que el plomo. A su padre no le hace gracia, dice "En una moto el parachoques es la cabeza" y mi ama le dice "Para eso está el casco" y luego le repite "Papá, que me voy a comprar una moto, que va en serio" Y su padre le contesta "Sí y yo un mosquito" Y a mi ama le hace gracia porque se lo imagina montado en un mosquito volando por toda la habitación... Luego se entera de que las mosquitos existen de verdad ¬¬
También dice mi ama que os diga que quiere conocer África. A su padre, como lo de la vespa, tampoco le hace ni chispita y cuando mi ama le dice "Papá, me voy a ir a África", él le contesta "Yo también, en mosquito". Y vuelve la mula al trigo "Que lo de la moto va en serio, eh, y lo de África, Papaaaaá, hazme caso!!"
... La vida adulta...

jueves, 29 de julio de 2010

martes, 25 de mayo de 2010

La noche

Y nos dieron las diez y las once, las doce, la una y las dos y las tres. Y mi Ama seguía con los ojos abiertos. No retozando en la cama con ningún macho digno de gozar su cuerpo, no. Leyendo, subrayando un tema tras otro aguantó sentada en la incómoda silla que su papá le compró sin saber, claro, de este pequeño detalle. Descubrió un chupachups en el cajón. Fue lo único que chupó en toda la noche. Luego con el chicle que habitaba en éste hizo mil pompas mientras seguía subrayando. Hizo tantas pompas y tan grandes que una y otra vez se le quedaban pegadas en la cara y cada vez eran más difíciles de despegar. Llegué a pensar que con ello se depilaría el bigote, pero no caería esa breva.

¿Aguantarás esta noche, mi ama? Yo te juro que me aliaré a ti, seremos las dos contra Ella, esa mala perversa que viene a turbar nuestra paz una vez por todos los meses hasta que a ella le dé la real gana. Ya casi la estamos echando, venga, aguanta, que tú y yo y la fuerza del chicle podemos lograrlo.

jueves, 22 de abril de 2010

Feliz cumpleaños, Ama.

Como autofelicitarse está feo, mi Ama creó este blog para que yo pudiera hacerlo por ella. Y es que dice que tantos comentarios por tuenti, facebook y esos medios cibernéticos que a mí no me gustan nada, no la llenan del todo. Dice que siente un vacío si no la felicitan por lo menos algunos amigos del blog... pero claro, que se niega a autofelicitarse en el suyo, así que me toca a mí la papeleta. Ea, pues como soy la encargada, he encontrado una foto que te vas a cagar, ¡a mí me encanta! muahahahaha.


lunes, 19 de abril de 2010

Pereza

Demasiada tranquilidad. No es que siempre hagas lo que te apetece, si no que no haces lo que no te apetece aunque para evitarlo tengas que quedarte sentada sin hacer nada. No hacer nada para ti a veces es mejor que hacer algo que te cueste trabajo... luego te enfadas si te llaman perra (entiéndase vaga).

jueves, 1 de abril de 2010

Borracha

De muchas cosas. Mi Ama es así, quien la conoce lo sabe. No es el alcohol, son otras cosas, y no me refiero al hielo. Aunque pocas personas te comprenden, Ama. Tú sabes que yo sí... y también ella. Y poco más. Es raro. Tal vez por eso nadie comprenda esta entrada. Si tú estás borracha, yo lo estoy también, Ama. Somos dos borrachas haciendo eses sin móvil ni llaves, ¿y qué? ¿acaso a alguien le importa cruzarse con una sombra que serpentea?

lunes, 22 de marzo de 2010

Feliz

No es tan difícil contentarme, Ama. Hoy tú y tu clan bloggero me habéis dado una buena noticia y eso me hace feliz. Sois grandes, os queda poco... Ya mismo estamos haciendo ejercicio por las escaleras del hospital, planta arriba, planta abajo. Qué ganas tengo, recorchos. Ay, what a wonderful world...




martes, 16 de marzo de 2010

Tú antes molabas

Hola mundo, hola Ama, en especial. Al parecer la lluvia empieza a darnos tregua y por fin podemos disfrutar de unos diítas de sol. Eso me hace feliz, pues nada mejor que el sol para proyectar las sombras.

Sobre ti, querida, qué puedo decir... si empiezo otra vez con el rollo de que dejes de una vez tu vida de vaga y te pongas de una vez las pilas, más de uno se arrepentirá de volver aquí para leer siempre la misma historia. Si te digo que dejes de ver series, que no te enganches a más juegos del facebook, que dejes de hablar con el Coplero... ¿acaso servirá de algo? Hasta yo estoy aburrida. Por eso, en vez de hablar de la monotonía de tu vida absurda, hoy voy a contarle al mundo cosas que hacías antes y que me gustaban... a ver si al releerlas tú te animas y vuelves a la actividad.

Para empezar, me gustaba el coro. Lo echo de menos. Los ensayos, los conciertos, la vuelta a casa con Buda...

También me gustaba de tu vida anterior, cuando ibas a la huerta siempre que volvías a casa, ahora casi ni la pisas. Las palomas, los pájaros, las ranas que atemorizadas saltaban al estanque nada más sentir tus pisadas, el olor de la mimosa en este tiempo, de las margaritas un poco más adelante, las primeras flores...


Cómo no, echo de menos a tus amigas de siempre, a todas las que están más o menos lejos y de cuya compañía no podemos disfrutar igual que antes, pero también de otras con las que, estando cerca, apenas te reúnes por perritis o no lo haces como deberías cuando tienes oportunidad. No lo entiendo, Ama.

Ni siquera la guitarra suena como antes, la armónica, la flauta, ¡no haces nada! Parece que hasta que no acabes la carrera estás paralizada, no puedes pensar, no puedes aprender nada nuevo, no improvisas, no planeas, ¡nada!

Al final acabo echándote la bronca... no puede ser de otra manera. Otro día le contaré al mundo otras cosas que echo en falta de cuando molabas, Ama, por hoy creo que es suficiente.

Esta sombra se va a dormir.

jueves, 25 de febrero de 2010

4U

A ti, que vives en un mundo paralelo.
A ti, que pasas por mi blog y crees que no me entero.
A ti, que sé que eres un lobo con piel de cordero.
A ti, cuida de no caerte en un sucio agujero.

A ti, sombra bobalicona.
A ti, dime por quién me tomas.
A ti, la reina fingidora.
A ti...

...te vigilo desde Oklahoma.

miércoles, 24 de febrero de 2010

La puesta de sol

Hay una época del año en que el sol se pone frente al ventanal de nuestro salón, justo en el espacio estrecho que queda entre los dos edificios de enfrente, y lo tiñe todo de tonos anaranjados. A mi Ama a veces se le olvida la fecha en la que se da este fenómeno que tanto nos gusta a las dos. He aquí una foto que lo atestigua:

Para percatarse, tiene además que darse la circunstancia de que, justo a la hora a la que esto ocurre, y durante escasos minutos, esté sentada en cierto punto del salón, que no es otro que el que le gusta escoger a Charada cuando viene a hacer como que estudia.
No obstante, quienes la conocéis, ya sabéis... mi Ama está empanada y lleva una racha mortal... Por eso esta tarde, mientras, ocupando el sitio de su amiga, quiso imitarla y hacer también como que hacía algo, no tuve más remedio que manifestarme extraordinariamente para avisarla de tan sublime acontecimiento:


Ama, espabila, espabílate ya de una vez o te las van a dar todas con queso.

jueves, 11 de febrero de 2010

El comodín

Ama... aunque a algunos les pese no podemos negar que seas una chica con suerte. Aun así, créeme si te digo que esta mañana he temido por ti.

Antes siquiera de haber llegado a escuchar las malas nuevas que nos daba el telediario, la noticia de un suspenso vino a sacudir tu móvil en un intento de despertarte y devolverte al mundo real. Yo misma pude sentir cómo el amargo regustillo del fracaso se propagó por tu cuerpo hasta llegar a tu intestino para materializarse. Tranquila, que no panda el cúnico, aun no está todo perdido. Siempre nos quedará... ¡chan chan...! la fatídica revisión del exámen.

Y podría deciros que hoy fui yo la protagonista. Podría tirarme el pegote e inventarme que mientras mi Ama se las apañaba para deshacer el entuerto, yo amenazaba al profesor proyectada a escala gigante sobre la pared del departamento mediante la ejecución de figuras macabras o de alto potencial acongojante o mediante la simulación de un asesinato a plena luz de tubo fluorescente y en público... pero no lo haré. Hoy mi Ama ha tenido otro cómplice que sabiamente también ha actuado a la sombra y que merece pues su reconocimiento y su minuto de gloria.

Lo acontecido fue que, con la ayuda del comodín del sms y aprovechando la debilidad de un profesor bondadoso y la de otro un poco despistado, Charada y Almendra lograron ponerse en contacto y resolver una vez más el problema. Felices, volvieron a casa con sus justos aprobados.

Gran equipo el vuestro-nuestro. Desde aquí, mis felicitaciones a todo el clan blogger y algo más: mañana es obligatorio airear a vuestras Sombras. Obligatorio. Imperativo. Orden. Nada de volverse a casa y tirarse en el sofá. Nada de siesta. Nada de dormir. Mañana toca esto:


He dicho.

lunes, 8 de febrero de 2010

Ne me quitte pas


Laisse-moi devenir
L'ombre de ton ombre
L'ombre de ta main
L'ombre de ton chien
Ne me quitte pas
Ne me quitte pas
Ne me quitte pas
Ne me quitte pas.

domingo, 24 de enero de 2010

A los hechos me remito

Dos veces has ido a un exámen sin abrir un libro. Las dos veces has aprobado. La primera tirando de conocimientos que bien podrían constituir los posos de tu cerebro y la segunda tirando de los conocimientos de la de al lado y la de tres o cuatro asientos más para allá. ¿Por qué no ibas a aprobar mañana? Tengamos en cuenta, además, que, quieras que no, algo te has mirado, cosa con la que no contabas en las dos ocasiones anteriores... Pidamos sólamente por que nos toque un sitio buenecito y por que haya pocos de los malos merodeando y que sean muy muy pavos. Verás como esta vez también sales bien parada y ya tenemos otra hazaña que contar. Suerte, mi Ama, que no todo van a ser penas y uno muy pillo que yo me sé ya está intercediendo allá en las alturas para que salgas contenta mañana.

viernes, 22 de enero de 2010

Sueño

A veces, sólo a veces, mientras los humanos que nos dan vida realizan tareas peñazo, tostón, aburridas, las sombras nos tomamos un respiro y dejamos de vigilarlos para echarnos una breve siestecilla. He aquí lo que yo he soñado hoy en uno de estos ratitos de descanso impagables:

El día era luminoso y frío. A las puertas de un gran aula, montones de estudiantes con las caras pálidas como los muertos se apiñaban tiritando con los apuntes aun en la mano, buscando el calor del grupo, del cuerpo a cuerpo... pero no lo conseguían. Algo pasaba, el frío era horrible, pero el aliento que salía de sus bocas no dibujaba nubes en el aire. Sus miradas empezaban a apagarse y todos poco a poco se iban encogiendo hasta quedarse acurrucados en el suelo como lo estaban en el útero materno.
Subiendo las escaleras que conducían al aula, aparecieron de pronto los malos. Llevaban una capa amarilla y el más malo de todos, su pelo blanco hacia atrás y su sonrisa perversa en la boca. Iban a rematarlos a todos, para eso tenían el poder... Pero entonces ocurrió algo insólito. A través del aire helado, un Ejército de Sombras se aproximaba hacia ellos. Éramos las sombras de todos los estudiantes al borde del ataque cardíaco que estaban esperando para hacer su temido exámen, hartas de sus vidas aburridas, hartas de sufrir como sufrían ellos las consecuencias de estudiar para una profesión que nunca les devolvería lo que ellos estaban entregando... su juventud... Hartas de perder nosotras también nuestro tiempo, decidimos unirnos y plantar cara al enemigo.
Después de engullirlos a todos en una nube de sombras y dejarlos trastornados para siempre, volvimos al cuerpo de nuestros respectivos amos y, con ello, recuperaron el aliento y el calor, sus ojos volvieron a encenderse y por sus venas la sangre corrió vigorosa. Felices, abandonaron el campus y se fueron de bar en bar hasta el centro, bebiendo cerveza y tapeando caracoles y montaditos de palometa con queso fresco y todos estuvimos borrachos y felices por siempre jamás.

Y ese ha sido mi sueño, amigos. Eso es todo por este triste mes de enero.